por

Cómo tratar un 404 “sin perder en SEO”

En muchas ocasiones nos encontramos con páginas de artículos en e-commerce cuyo contenido expira por algún motivo (termina su venta, promoción, etc.) mostrando un 404. Empresas como eBay, por ejemplo, tratan este error usando redirecciones permanentes 301 hacia categorías. Esta acción de redireccionamiento, Google la considera como un “soft” 404 aunque internamente las trata igual que un 404. En este tipo de redirección (al igual que en cualquier otra) no existe un pase de Page Rank, por lo que estas acciones no suponen ninguna ventaja en términos de indexación, sino que más bien se trata de mejorar la UX del usuario y redirigirle hacia una página que puede ser de valor añadido para él.

Como consecuencia esas nuevas páginas redirigidas se rastrearán más frecuentemente ya que Google tiene que comprobar esas páginas a las que se redirigen para intentar confirmar el trust entre otras cosas. Ese tiempo de más que pierde el bot en comprobar la redirección lo podría estar empleando en crawlear contenido nuevo del site, y por tanto supone perder indexación mientras que si fuera un 404 directo le estaría diciendo al robot que ya no hay ningún contenido y que por tanto no se indexe y no se rastree la página.

Por lo que consideran más una desventaja el redireccionarlas  que en devolver directamente un 404. Aunque también es cierto que depende de cuán grande es el sitio web. Para sites con más de 3.000 páginas de errores soft 404 supone hacer perder mucho tiempo a Google que podría dedicar en rastrear nuevo contenido de la web. Sin embargo para sitios pequeños con menos cantidad de páginas con soft 404 no supone un cambio significativo.

Una solución podría ser el devolver un 410 indicándole a Google que ese contenido ya no existe y que no lo rastree,  pero después hacer una redirección 301 hacia una categoría o página que pueda ser de valor para el usuario y ayude en la UX de la web. Sin embargo, la mejor opción, que da John Mueller (ver vídeo), es mostrar un 410 (que técnicamente es la mejor solución a esta acción) y mostrar en la página un javascript por ejemplo, hacia otras páginas relacionadas o categorías que al usuario le puedan interesar, sin 301 ni 300.

Si bien es cierto que la anterior estrategia está enfocada en e-commerce, también es aplicable a cualquier otro tipo de web de contenido como artículos (blogs, etc).